12 de marzo de 2014

Los #Yasunidos no están solos!

La zona conocida como ITT, dentro del Parque Nacional Yasuní, no sólo concentra la mayor biodiversidad del planeta sino que también es el hogar de pueblos en aislamiento voluntario, cuya vida y autodeterminación debemos proteger por principio y por mandato de la Constitución. En un intento por evitar la explotación petrolera en este territorio, cientos de hombres y mujeres -en su mayoría jóvenes- han desplegado un gran esfuerzo y están a punto de demostrar las adhesiones suficientes para activar una consulta popular en la que el pueblo ecuatoriano se pronuncia sobre la decisión de explotar el ITT. Luego de la irresponsable respuesta de la Corte Constitucional (que decidió posponer su pronunciamiento sobre la constitucionalidad de la pregunta que se someterá a consulta) hoy vemos con sorpresa e indignación que el Presidente del Consejo Nacional Electoral, ha anunciado que sólo se revisarán las firmas que se encuentren recogidas en "formato A4" en lo que parece ser un nuevo argumento para evitar la consulta. Pronunciamientos como este, desde quien debe velar por la democracia y la participación, son inaceptables y se oponen a un claro mandato constitucional: el no sacrificar justicia por formalidades. El Movimiento Ruptura expresa su solidaridad con la plataforma Yasunidos y una invitación a que todos permanezcamos vigilantes y no dejemos solos a quienes han tenido la tenacidad de impulsar esta iniciativa.

Nuestra preocupación y solidaridad por lo que sucede en Venezuela (febrero 2014)

Miramos con preocupación lo que sucede en el hermano país de Venezuela y mostramos nuestra solidaridad con su pueblo. Como movimiento político rechazamos intentos de desestabilizar gobiernos elegidos democráticamente, y más aún tomando en cuenta la existencia de métodos constitucionales en los que los ciudadanos pueden canalizar su insatisfacción con los gobiernos de turno. La violencia empleada por algunos de los manifestantes de la oposición venezolana es reprochable; sin embargo, el hecho de que el gobierno responda a través del abuso de la fuerza de su aparato armado, no sólo es reprochable, sino imperdonable, además de ser una clara violación a los derechos humanos fundamentales que todo Estado debe proteger. Cada abuso cometido por las fuerzas del orden representa una grieta más en la legitimidad del gobierno venezolano. La posición desafiante del presidente Nicolás Maduro es un golpe directo contra los principios democráticos que deben guiar a toda nación contemporánea, y mancilla el nombre de las luchas sociales llevadas a cabo por grupos de izquierda. Exhortamos al gobierno venezolano a que escuche las demandas y necesidades de la ciudadanía, que abra el diálogo con los sectores sociales y que revise las políticas económicas que agobian a un amplio sector de la población. La democracia es una práctica cotidiana y un principio fundamental para el ejercicio de la libertad y de los derechos humanos. Guayaquil febrero 2014
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.