19 de octubre de 2006

La Ruptura de los 25 frente a la segunda vuelta electoral

Ecuatorianos y ecuatorianas, amigos y amigas:

Desde hace más de dos años, La Ruptura de los 25 ha sostenido que el sistema electoral ecuatoriano es fraudulento al no garantizar la independencia de los poderes políticos frente a las apuestas económicas mafiosas, que son las que impiden la participación real de nuevos actores políticos, sociales o económicos en nuestra democracia.

El oscuro proceso electoral le va quitando al país los últimos suspiros de democracia. Estamos secuestrados por una mafia que usa la política como medio de sometimiento. Un supuesto acuerdo fraudulento entre el PRIAN, PSC y PSP, no dejaría que la voluntad ciudadana se exprese para viabilizar el cambio que tanto necesitamos los ecuatorianos y las ecuatorianas.

En segunda vuelta tenemos dos candidaturas completamente distintas. Por una parte, el proyecto de la empresa Noboa es nefasto para sentar las bases de una democracia que abarque a la mayoría; tanto por sus ideas fascistas, como por los visos autoritarios que la preceden. Está clarísimo que corremos el riesgo de subordinar al Estado, que es de todos y todas, ante los intereses económicos de un candidato. Demostración de ello es que a Noboa le ha tenido sin cuidado la ley de gasto electoral y cada vez que ha ido en contra de sus particulares intereses ha atentado contra la institucionalidad y la estabilidad de la que hoy se vanagloria. Recordemos el reparto del que fue beneficiado en la Pichicorte de Gutiérrez; el puesto que ocupa la memorable Angelita Albán en el Tribunal Supremo Electoral; o las acusaciones de explotación laboral de menores de edad y de uso de violencia para resolver los conflictos en sus haciendas bananeras. Nada tiene que decir al respecto el candidato Noboa, porque tiene tranquila en sus bolsillos a una minoría -que es la que verdaderamente cuenta en las decisiones trascendentales de nuestra esquilmada democracia- con el mensaje de que ningún cambio se realizará durante su gobierno.

Por otra parte, aún cuando somos críticos con la propuesta personalista y la escasa vocación orgánica de Rafael Correa, encontramos los planteamientos políticos de Alianza País como una posibilidad de que se generen algunos de los cambios que demanda la mayor parte de la ciudadanía. Por eso y, por la necesidad de evitar la consolidación del autoritarismo de las mafias que han sostenido las evidentes inequidades del país, la Ruptura de los 25 decide un apoyo crítico y transparente a los postulados de la candidatura de Correa en las elecciones de noviembre.

Nuestra apuesta política es la de llegar con el tiempo a un país más justo, solidario y feliz; en contra de ello, un potencial gobierno de Noboa solo consolidaría las bases mafiosas sobre las que se sostiene el Ecuador. Estamos concientes de que el proyecto político, social y económico de la Ruptura de los 25 tomará mucho más que un gobierno, pero creemos que las propuestas de Alianza País hoy tienen la capacidad de iniciar ese camino.

Atentamente,

La Ruptura de los 25
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.